sábado, 4 de febrero de 2017

Formación de mediadores

                                                                                       MEDIACIÓN
La mediación es un proceso dialogado y estructurado de resolución de conflictos de manera pacífica. El año pasado empezamos una formación básica en mediación  para alumnos de segundo de la ESO. Este año tenemos 30 alumnos participando en el programa y seguimos formándolos. Mostramos abajo en la foto a  los alumnos  que participaron  en un taller de mediación en Punta Umbria.(Pablo Cárdenas Rodríguez, Marta Martín Silva, Marta Fernández López, Cristina Garcia Morilla, Izan Andrés Gumbau)

 Aunque ya los alumnos mediadores están interviniendo en algunos conflictos, todavía tenemos mucho que hacer y que mejorar. En las próximas semanas vamos a hacer una campaña en el patio en la que intentaremos que los alumnos sean conscientes de este servicio y de sus ventajas.

¿QUÉ HACEN LOS MEDIADORES?

- Hablan por separado con los implicados para explicarles cómo funciona la mediación.
- Cuando los implicados aceptan acudir al servicio, hablan por separado con ellos para saber sus versiones del conflicto.
- Se reúnen con los implicados agradeciendo su asistencia.
- Explican las reglas ( Ser honestos, respetar los turnos de palabras, no insultar)
- Velan por que se cumplan las reglas.Si no se cumplen, paran el proceso
- Preguntan a cada uno de los implicados para que afloren todos los sentimientos y los motivos del conflicto.
- Intentan que los implicados  se entiendan y empaticen.
- Piden a los implicados que enumeren todas las formas posibles de resolver el problema y sus posibles consecuencias.
- Piden que elijan la mejor solución posible.
- Recogen los acuerdos a los que llegan los implicados.
- Convocan a los implicados para comprobar que los acuerdos tomados se están cumpliendo.

¿QUÉ NO HACEN LOS MEDIADORES?

- Intervenir en peleas.
- Mediar en conflictos graves o donde hay grandes desequilibrios de poder.
- Juzgar a los implicados
- Poner sanciones
- Buscar soluciones a los conflictos de los demás.






miércoles, 25 de enero de 2017

Consejos de expertos en seguridad de la información para evitar el ciberacoso:

  1. No contestes a mensajes que traten de acosarte o hacerte sentir mal: animas al acosador. Bloquea a cualquier remitente que te acose. De esa manera no le será posible volver a hacerlo.
  2. Guarda el mensaje como prueba del acoso: nadie es anónimo en la red ya que toda acción deja huella. Existe ya numerosa jurisprudencia sobre ello.
  3. Cuéntaselo a tus padres o familiares y al centro escolar para que se tomen las medidas pertinentes y denúncialo a la Policía o a la Guardia Civil, si lo crees necesario ya que puede ser constitutivo de delito.
  4. Se cuidadoso con la gestión de la información privada –tanto la tuya propia como la de terceros-. Y no la envíes nunca a desconocidos.
  5. Sé prudente con la utilización de la cámara web (o webcam). Nunca debe estar encendida si no es ante los amigos de confianza. Jamás ante los desconocidos.
  6. No le des tu dirección de correo ni tu teléfono a desconocidos, aunque te la pidan en persona.
  7. En las redes sociales restringe el acceso a tu información personal a tus amigos de confianza –datos personales, fotografías y vídeos deben estar protegidos de terceras personas-.
  8. Ten tus claves de acceso a cualquier dispositivo que utilices: teléfonos móviles, correo, perfiles de redes sociales, etc, a buen recaudo, y cámbialas inmediatamente si sospechas que alguien las puede estar utilizando.
  9. Jamás participes en foros y chats sin tomar las precauciones adecuadas. Nunca proporciones información personal por estas vías: ni la dirección de tu domicilio, ni tu teléfono, ni tu dirección de correo ni tus datos personales.
  10. Por último, recuerda que Internet es un canal abierto a todo el mundo y que tú no tienes control sobre ello. Sin embargo, tú si tienes el control sobre tus relaciones personales y sobre quienes quieres que formen parte de ellas.

viernes, 20 de enero de 2017

¡Cosas de niños!

Con alarmante frecuencia asistimos a la noticia de un niño o niña hospitalizado como consecuencia de haber sido víctima de maltrato escolar o bulliyng.
Hace falta llegar a extremos donde está en juego la vida del niño, ya sea por una paliza o por un fallido intento de suicidio, para que motivados por el horror y la incomprensión, reflexionemos sobre el crónico discurso: “Cosas de niños”, decimos los adultos mientras miramos para otro lado. “Toda la vida ha sido así”, “siempre hubo y siempre habrá fuertes y débiles”, “ tú no te metas”, “si te pegan, devuélvela”…
Un empujón repentino y repetido. Un insulto al entrar en el aula, una risa burlesca con el dedo que señala, un apodo humillante… se llama violencia. Se llama maltrato entre iguales.
En palabras de la ONG dedicada a la infancia Save the Children: "La violencia contra la infancia se define como la acción o la omisión que produce daño y que se da en una situación de indefensión o desequilibrio de poder". El bullying es el maltrato físico y/o psicológico deliberado y continuado en el tiempo que recibe un niño o adolescente por parte de otros, con el único objetivo de dañarle y someterle, a fin de lograr un objetivo determinado o simplemente por satisfacer el impulso violento del agresor. Puede implicar silencios, amenazas, agresiones físicas, burlas, rechazo, exclusión. Suele estar iniciado y liderado por otro niño y seguido por un grupo de cómplices necesarios. Unos forman parte activa, siguiendo las instrucciones del agresor, mientras que el resto, la inmensa mayoría, prefiere mirar para otro lado para “no meterse en problemas”. La víctima se siente sola y muy indefensa, mientras los adultos de referencia, es decir, padres y profesores restan importancia a las quejas del niño agredido o ni siquiera llegan a saberlo.
Es cierto que el acoso escolar lo ha habido siempre y que las causas no han variado mucho con el tiempo, se suele atacar la diferencia: el que lleva gafas, el gordito, el estudioso, el frágil. Sin embargo, las estadísticas hablan de un considerable aumento de los casos y de una nueva forma de acoso que solo puede darse ahora y que no deja escapatoria a la víctima: el ciberacoso.
Las causas del bulliyng son múltiples, por ejemplo, los entornos socioeconómicos y culturales precarios son más propensos, la exposición de los niños y adolescentes a contenidos audiovisuales violentos, la ausencia de los padres en la educación o la presencia de padres violentos… simplificando mucho la principal causa que propiciaría la aparición de la conducta violenta es la educación basada en la ausencia de límites, básicamente punitiva a través de la cual se castiga mediante amenaza, intimidación o directamente agresión física, y con la cual el niño interioriza que la violencia es un modo aceptable de lograr un objetivo.
Un niño educado con violencia física o psíquica aprenderá de forma inconsciente a normalizarla y sin duda alguna la ejercerá sobre otros.
El agresor no ha aprendido a ser empático, ni ha sido educado en la ética y los valores necesarios para el respeto a la diferencia, suele tener una autoestima muy frágil y necesitada de reforzadores externos (de ahí la exhibición del maltrato). Tiende a ser impulsivo, egocéntrico, con malos resultados académicos y es estadísticamente más probable que proceda de un entorno socio cultural bajo.
Como educadores y padres debemos estar atentos a una serie de síntomas a través de los cuales podemos detectar que un niño está siendo víctima de acoso:
  • Cambios en su conducta tales como ansiedad, tristeza, irritabilidad, apatía, insomnio, pesadillas, verbalizaciones de culpa, conductas de huida, pérdida de autocontrol, llanto frecuente, rechazo a asistir al colegio, descenso brusco del rendimiento escolar, somatizaciones tales como dolor de cabeza, estómago, ganas de vomitar.
  • Pierde o trae el material escolar deteriorado (mochilas, estuches, etc.…) de forma frecuente.
  • No quiere asistir a excursiones ni actividades del colegio.
  • No se relaciona apenas con sus compañeros.
Las consecuencias del acoso escolar son devastadoras. Solo trascienden a la opinión publica aquellos casos que terminan en el hospital o en el cementerio, no el resto, el que sobrevive al maltrato con secuelas, en algunos casos, de por vida. Secuelas que destruyen la autoestima de la víctima afectando a su rendimiento escolar, a sus relaciones presentes y futuras, a su visión del mundo. La mayoría de los niños que han sufrido acoso escolar presentan Trastorno por estrés postraumático (TEPT), Ansiedad Generalizada, tendencia a la depresión… Hay que añadir que los efectos no se quedan en el presente de la víctima, contaminando de forma irreversible su infancia, sino que trascienden a su vida adulta como ya demuestran numerosos estudios longitudinales, los cuales concluyen una correlación entre el estrés sufrido por el acoso escolar y la tendencia a enfermar de forma física (enfermedades metabólicas y cardiovasculares) y también psiquiátrica tales como trastornos de alimentación, abuso de alcohol y otros tóxicos, depresión e incluso algunos tipos de cáncer.

Es necesaria una reflexión profunda, una revisión de los modelos en los que educamos a nuestros hijos. Son excepcionales aquellos casos de acoso donde el agresor tiene una personalidad disfuncional o un trastorno psiquiátrico. En la mayoría de los casos son una representación del síntoma, la punta del iceberg de una sociedad desconectada, individualista y egocéntrica que educa en la filosofía del “no es asunto mío” y que busca la comodidad por encima de cualquier otro valor. Una sociedad que deja solos a los niños para que nos los eduquen otros, que no tiene tiempo para ellos, que vive incomunicada para sí misma y para los demás y que ha normalizado sutiles formas de violencia como medio para lograr un fin.

jueves, 22 de diciembre de 2016

martes, 8 de noviembre de 2016



El nuevo teléfono contra el acoso escolar   900 018 018

del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte comienza a funcionar el martes 1 de noviembre. Es gratuito, confidencial, no deja rastro en la factura y estará operativo las 24 horas del día, los 365 días del año.

Al otro lado de la línea trabajarán casi una veintena de psicólogos, trabajadores sociales, juristas y especialistas en lengua de signos en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Estos especialistas pondrán en conocimiento de la Inspección educativa cada caso y los graves se derivarán a la Policía.
Para las personas con discapacidad auditiva o del habla, se pone a disposición de estos usuarios un servicio de mensajería de texto, así como la atención de un especialista en Lengua de signos por video-chat o video-llamada.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Del 19-21 de Octubre se ha celebrado en Madrid SIMO EDUCACIÓN, una feria dónde se presentan las últimas tecnologías al servicio del sistema educativo. Entre todas las aplicaciones presentadas, la que ha recibido el premio Impulso es la "Appvise" La nueva aplicación Appvise es un servicio integral tecnológico y social, “un proyecto revolucionario” que se implantará en los centros precursores en tecnología en España en los próximos meses, según afirma la compañía.
Este proyecto de tecnología móvil con enfoque social cuenta con una herramienta de comunicación que facilitará la conexión entre padres, profesores y alumnos. Entre otras cosas, incluye funciones de localización, seguimiento del rendimiento y calificaciones del alumno o de denuncia anónima en casos de bullying.
"Appvise resuelve la comunicación de grupos extensos de personas de manera organizada y nada intrusiva", señala Carlos Paz, CEO de Appvise. Asimismo, el servicio ofrece llevar a cabo talleres educativos sobre diversidad cultural.
 
El equipo de Appivse ha aprovechado SIMO Educación para realizar, in situ, una encuesta a directores, profesores, padres y alumnos sobre la perspectiva que tienen del bullying. Los resultados obtenidos desvelan que el 55 % de los profesores encuestados aseguran que en su centro educativo existen casos de bullying, sin embargo, el 80% considera que no ocurre en su clase. A este dato hay que añadir que el 64% de los directores tampoco consideran que haya bullying en sus colegios y que los conflictos que puedan existir no deberían ser tratados como tal.
Según Juan Múzquiz, psicólogo de Appvise y especialista en bullying “esto probablemente refleja que sigue habiendo un estigma o cierta vergüenza en aceptar que en la clase o en el centro de uno existe el bullying. Mientras haya negación del problema, será difícil comenzar a poner soluciones eficaces”
Por otro lado, y según los datos recogidos en esta encuesta, el 90% de los alumnos dice haber recibido alguna información sobre el bullying, mientras que sólo la mitad de profesores afirma tener algún tipo de formación al respecto. “Seguimos apuntando exclusivamente a los alumnos como causantes del problema, pero la solución pasa por implicar a todos: alumnos, personal de los centros y familias”.

Os dejo la dirección web de esta empresa tan interesante y os tendré informados ya que cada cierto tiempo organizan cursos  online gratuitos sobre bullying.

  http://myappvise.com/
 

jueves, 29 de septiembre de 2016

¡Hola a tod@s! Soy Ana Caviedes profesora de compensatoria en el IES Padre José Miravent, me estreno como colaboradora de este blog e intentaré mantenerlo actualizado y en forma. De momento comenzamos curso y nuevas ilusiones, y retos que cumplir. Desde el punto de vista de convivencia nosotros ya nos hemos puesto las pilas, y se ha realizado una actividad de presentación para los alumnos de 1º ESO, para iniciar con buen pie el curso.
En la semana del 19 al 23 de Septiembre los alumnos, después del recreo, se dirigían al pabellón Batel junto con su tutor, la educadora social y el profesor Manuel Gámez que se encarga de convivencia en el centro y ha sido el coordiandor de esta actividad. Allí realizaban dinámicas de grupo, juegos y charlas con el fin de crear cohesión en el grupo, que los niños se conozcan, se suelten y pierdan el miedo que se genera por pasar del colegio al nuevo mundo que es el instituto. La actividad ha resultado un éxito y los alumnos han disfrutado mucho. En los próximos días iremos añadiendo información de los tutores y más fotos.